Facebook
http://www.bna.com.ar/
Ingrese su email para suscribirse a nuestro sitio

EL PVC puede ayudar a los Bosques

Autor: Grico Panels
Fecha de publicación: 25/10/2011

En el año 2001, en la reunión convocada en Roma por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, se redactó un documento final en el que entre otras cosas podía leerse lo siguiente:

“Hace casi diez años, se adoptó en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) celebrada en Río de Janeiro el compromiso de trabajar en pro de la ordenación sostenible, la conservación y el desarrollo de todos los tipos de bosques. La CNUMAD canalizó el debate y la acción sobre los bosques, redefiniendo el objetivo y los destinatarios de la explotación forestal, elaborando el concepto de una ordenación sostenible, con un compromiso firme de conseguirla, y forjando alianzas nuevas para avanzar en la consecución de objetivos comunes en la actividad forestal”.

Dentro del análisis efectuado por la ONU, sobre la situación de los bosques en la actualidad y aceptando las explotaciones madereras “legales”, cuyo control representa el 5% de los bosques existentes en el mundo, o sea 193,5 millones de hectáreas, una forma de reforzar las políticas forestales en todo el mundo puede ser la utilización del Policloruro de Vinilo (PVC) para la fabricación de puertas, paramentos y ventanas, que hasta hace unos 50 años sólo se construían en madera.

 

¿Es una medida ecológica usar ventanas de PVC?

Sólo la fabricación de13 ventanas de PVC, equivaldría más o menos a 1 árbol si fuesen de madera. Por ejemplo, en la actualidad la producción de ventanas de PVC solo en Europa es de 42.200.000  unidades, de no fabricarse con este material, tendrían que ser talados unos 3.246.000 árboles para hacer las ventanas de madera.

La carpintería de PVC con una Construcción Sostenible

 

Los desarrollos socioeconómicos y medioambientales no deben ser enemigos sino que deben ser acciones complementarias, por ello lo denominamos Desarrollo Sostenible.

La Construcción Sostenible evalúa mediante una nueva tecnología, reconocida internacionalmente, a los edificios de una forma medioambiental.

Minimiza los impactos negativos y potencia los positivos desde el planteamiento de la edificación o infraestructura, hasta la propia explotación de la misma.

Los datos de los materiales y productos que integran los edificios son fundamentales.

La carpintería de PVC es un sector industrial completamente comprometido con los mismos objetivos y propósitos que la Construcción Sostenible tal y como analizamos en los 6 puntos básicos en los que se desarrollan cronológicamente el estudio medioambiental de un edificio de nueva construcción:

1. La extracción de sus materias primas y consumo de recursos.

Todas las empresas fabricantes de PVC, o sea la materia prima, están en poder de  la certificación ISO 14.001 medioambiental. Siendo el balance ecológico de la carpintería de PVC totalmente favorable.

2. Producción.

La fabricación de la carpintería de PVC está altamente tecnificada y no produce ninguna emisión ni contaminación de tipo alguno. Todos los recortes de los perfiles de PVC rechazados en el proceso de fabricación  se reciclan al 100% en el seno de la misma industria.

3. Periodo  de vida útil.

La carpintería de PVC tiene una vida media de 50 años, clasificándose este material como de “periodo de vida largo”, dentro de la  construcción, siguiendo la norma ISO 14000.

4. Demolición.

En este caso con la recuperación selectiva y separación de los materiales dentro de un proceso de demolición se obtiene un reciclado de los residuos existentes en un 100 % de los casos.

5. Recuperación de los residuos.

El sector de la carpintería de PVC subroga la iniciativa europea y firma carta con los objetivos comunes al Compromiso Voluntario del 2010, donde la industria de la carpintería de PVC con entidad propia busca incrementar las cantidades a reciclar al final de la vida de la aplicación y a encaminar un futuro sostenible para la carpintería de PVC. En la actualidad en España los residuos post-consumo de la carpintería de PVC son muy pequeños debido a que lleva en España sólo 25 años y no se ha cumplido su periodo de vida útil.

6. Ahorrar energía es reducir contaminación.

Una de las prestaciones más relevante de la carpintería de PVC es su extraordinario y altísimo aislamiento térmico y acústico, siendo un aislamiento adecuado fundamental para usar  racionalmente  la energía, colaborando en la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.

El PVC es el producto más utilizado para la fabricación de ventanas en los principales países de Europa; a lo largo de la historia su mercado y su utilización han protagonizado  un crecimiento constante en detrimento de otros materiales. Se  utiliza, con excelentes resultados, desde hace más  de 50 años, y su calidad está avalada por la satisfacción de millones de usuarios. Una ventana de PVC dura un larguísimo  periodo de tiempo, en perfecto estado de uso y sin casi mantenimiento.

Debido al alto coeficiente de aislamiento térmico, su coste se amortiza rápidamente por el ahorro de energía que proporciona al usuario. Además, dado su  excelente comportamiento térmico, y al ser la carpintería de mayor coeficiente de aislamiento acústico, también  reduce ampliamente los efectos de la  contaminación acústica.

Como ejemplo podemos decir que una ventana de PVC con un  vidrio doble aislante, consigue atenuaciones acústicas comprendidas entre 32 db y 48 db.

 

La calidad y el acabado

Los bastidores (marco y hoja) están soldados, por lo tanto son herméticos, y las máquinas rechazan las imprecisiones dimensionales. En el PVC, el producto terminado está perfectamente escuadrado. Esta exigencia tecnológica del proceso de fabricación es una ventaja que permite obtener el alto grado de confort que se disfruta  en las viviendas. Debido a este alto grado de aislamiento se evita el efecto de pared fría de una ventana convencional y el indeseable efecto de las condensaciones. Esto conlleva un importante ahorro energético tanto de calorías como de frigorías.

Los elementos claves y comunes a  los diferentes países en el planteamiento de la construcción sostenible son reducir el uso energético y de reservas minerales naturales, conservar la biodiversidad y las áreas naturales manteniendo la calidad externa e interna del entorno en que se realiza la construcción.

Resumen

 

La ventana de PVC en la vivienda es un  elemento fundamental, que aporta un valor añadido de calidad y respeto al medioambiente, ofreciendo el máximo confort  por su alto grado de aislamiento térmico y acústico.

 

Fuente:/www.amiclor.org

 


Galería de imágenes